SUELO PARA JARDÍN SIN OBRA

SUELO DE JARDIN SIN OBRAS 2

Compartir esta publicacion

SUELO PARA JARDÍN SIN OBRA

Suelo para Jardín Sin Obra

El llamado suelo para jardín sin obra es un producto de bricolaje nacido para dar respuesta a aquellos usuarios que quieren decorar sus terrazas y jardines, de madera sencilla, rápida, económica y sin obras.

Las baldosas composite o losetas de WPC (abreviatura de Wood Plastic Composite) es un producto fabricado a base de resinas sintéticas y fibras de madera natural. El resultado es un producto consistente, de gran dureza, pero muy fácil de trabajar en carpintería. Un producto al que no le afecta el paso del tiempo, ni las humedades, ni siquiera el contacto directo con el agua o la nieve. Un producto que repele los ataques de agentes biológicos como son el moho y las termitas. También responde muy bien bajo la luz del Sol porqué su superficie está protegida de los rayos U.V.

baldosas compsoite

suelo para jardín sin obras

A las baldosas composite se las llama también losetas o suelo para jardín sin obra, porqué en su parte inferior incluyen un sofisticado sistema de fajamiento fabricado en PVC que permite al usuario juntar unas baldosas con otras sin necesidad de obra alguna, olvídate de la cimentación, pegamentos y cualquier otro tipo o sistema de fijación. A demás gracias a este sofisticado sistema de enganche, si fuera preciso en un futuro se podría desmontar el suelo sin perjuicio alguno.

Las baldosas composite son una solución rápida, económica y sencillas de instalar. Podrás decorar tu terraza rápidamente, sin tenerte que preocupar por sistemas de drenaje de las aguas fluviales y todo ello con el toque elegante y sobrio que ofrecen estos suelos que imitan a la madera.

Recuerde que en Pandiro encontrará el mayor surtido en suelos de terraza y jardín y siempre al mejor precio. Distribuimos a toda España y nuestra infraestructura logística y nuestro stock permanente nos permite mandar cualquier pedido a cualquier punto geográfico en un tiempo récord. Consulte con nuestros agentes, ¡confíe en Pandiro!